La realidad virtual aterriza en las bodas

Si quieres volver a tener la sensación de estar otra vez viviendo tu propia boda, la realidad virtual es la tecnología que estabas esperando. Los vídeos de 360 grados son cada vez más habituales, tanto en las bodas como en cualquier otro tipo de evento. Si lo que quieres es tener un vídeo de boda realmente original y diferente, tienes que apostar por este tipo de formato de vídeo.

Una vez hayas grabado cualquier escena, el espectador de la misma podrá revivirla moviendo el objetivo de la cámara a los ángulos que desee. Es como si estuviera de nuevo en el evento y a medida que sucede fuese dirigiendo la mirada a sitios y lugares que le habían pasado desapercibidos. ¿Por qué no girarse a ver la cara de algunos de los asistentes en un momento determinado o la expresión de la madre o padre de la novia cuando se dan el sí quiero?. Todo esto es lo que puedes conseguir con una grabación de boda en realidad virtual.

Además, si quieres una sensación de inmersión total, podrás comprar unas gafas de realidad virtual, como las de Google para aislarte de tu entorno y vivir la inmersión en la boda de una manera inimaginable.

Actualmente hay pocos profesionales que graben vídeos de boda en realidad virtual, puedes contratar alguno de estos servicios que, aunque te parezca mentira pueden estar al alcance de todos los públicos.

A continuación te mostramos un ejemplo de un minuto de una boda grabada en 360 grados.